Hijos Ilustres

Hijos Ilustres

Aniceto Marinas

Aniceto Marinas

Aniceto Marinas

Escultor nacido en Segovia (1866-1953)

De familia humilde, logra una pensión de la Diputación de Segovia para estudiar en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid en 1884. En 1888 es pensionado nuevamente para proseguir sus estudios en la Academia de Bellas Artes de Roma, donde permanece hasta 1893.

 

De regreso a España ingresa en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y obtiene cátedra en la Escuela de Artes y Oficios de Madrid. Expuso en Europa y Estados Unidos.

 

Aniceto Marinas conoce en Madrid a Valentina Ambrosio, natural de Villanueva de la Vera, se casaron. En el Museo de Bellas Artes de Madrid se conserva un busto que hizo de su mujer Valentina.

 

A su vez, un hermano del escultor, Nicolás Marinas, se casa con otra mujer de Villanueva, Inocencia Prieto Moreno. Los dos matrimonios mantienen una relación muy estrecha con Villanueva y sus vecinos.

 

En 1927 Aniceto Marinas regala a Valentina una preciosa talla de San Antonio y ambos deciden donarlo a la iglesia de Villanueva de la Vera. La donación es festejada con toros en el pueblo. Años más tarde el obispado de Plasencia reclama la talla de San Antonio y para impedirlo se forma la Cofradía de San Antonio.

 

Entre sus obras más importantes destacan:

 

  • Monumento a los Héroes de Dos de Mayo, 1891, Madrid
  • Monumento al filósofo Moreno Nieto, 1896, Badajoz
  • Monumento a Miguel López de Legazpi, 1897, Zumárraga, Guipúzcoa
  • Monumento a Veláquez, 1899, Madrid
  • Monumento a Concepción Arenal, 1899, Orense
  • Monumento a Eloy Gonzalo, 1902, Madrid
  • Hermanitos de Leche, Biblioteca Nacional, Madrid
  • Grupo La Libertad (en el Monumento a Alfonso XII), 1905, Madrid
  • Monumento a Fray Enrique Flórez de Setién, 1906, Villadiego, Burgos
  • Monumento conmemorativo del atentado a los Reyes de España, 1908, Madrid
  • Monumento a Daoiz y Velarde, 1910, Segovia
  • Monumento a Fray Tomás Cámara, 1910, Salamanca
  • Monumento a las Cortes de Cádiz, 1913, Cádiz
  • Monumento al Sagrado Corazón de Jesús, 1919, Cerro de los Ángeles, Getafe, Madrid
  • Monumento de los Amantes de Teruel, 1921, Teruel
  • Monumento a Juan Bravo, 1922, Segovia
  • Monumento a Guzmán el Bueno, 1929, León
  • La Soledad al pie de la Cruz, 1930, Segovia
  • Cristo en su última palabra, 1947, Segovia
  • Stmo. Cristo de Gracia, 1948, Las Navas del Marqués, Ávila
  • Stmo. Cristo de la Salud, 1948, Las Navas del Marqués, Ávila

Fuentes:

Wikipedia

Paseo Por Villanueva de la Vera, Francisco Javier González Jerónimo

Cura Mora

Aniceto Marinas

José García Mora nace en Plasencia el 21 de abril de 1829.

 

Realizó estudios, además de en su ciudad natal, en cuyo seminario conciliar estudió Latín y Humanidades y Filosofía, enValladolid y en Salamanca; en estas últimas ciudades adquirió los títulos de Doctor en Sagrada Teología y en Derecho Canónico.

Al ser ordenado sacerdote fue destinado a Piornal, donde permaneció entre los años 1854 y 1857; este último año fue destinado como párroco a Villanueva de la Vera al frente de cuya parroquia estaría hasta 1878 año en el que pasó a la de El Salvador, de Plasencia. Aunque aspiró a varias canongías, no alcanzó ninguna y únicamente fue nombrado "examinador sinodal" de las diócesis de Málaga y Álava.

Fue escritor, historiador, político, filósofo y teólogo. Por su formación inicial y por las circunstancias que vivía la Iglesia española en aquellas fechas, en sus escritos apologéticos intenta defender las ideas tradicionales frente a la de los intelectuales laicos y frente al protestantismo; por esto predomina en ellos el carácter conservador, más, a partir de 1866, cambia de orientación ideológica hasta el extremo de fundar, en 1869, la "Iglesia cristiana-liberal de Villanueva de la Veraen la que, sin modificaciones dogmáticas, lo fundamental era unir elementos que las autoridades eclesiásticas consideraban antitéticos, como cristianismo y liberalismo e, incluso, republicanismo.

En los Estatutos de esta Iglesia se conserva lo fundamental del dogma católico, pero se hace hincapié en el acercamiento al mensaje originario de Cristo y en la entrega del sacerdote a los demás hasta el extremo que se defiende, entre otros aspectos, la gratuidad en la administración de los sacramentos y se habla de la opcionalidad del celibato sacerdotal.

También en Villanueva, crea en 1870 el semanario de carácter satírico Los Neos sin Careta en el que critica la forma de vida de la jerarquía eclesiástica y, sobre todo, su ayuda al carlismo y su actitud contraria a la constitución liberal de 1869.

En este periodo de su vida conectó con el P. Antonio Aguayo, el P. Cabrera y otros sacerdotes que deseaban reformar la Iglesia española acercándola a las doctrinas evangélicas, despojándole de las aportaciones de los concilios, bulas, documentos pontificios… por lo que caían dentro de la heterodoxia.

Por estas ideas, estando la diócesis en sede vacante, el vicario general de la diócesis, D. Godofredo Ros Biosca, le abrió un proceso canónico y el "cura Mora" acabaría retractándose en noviembre de 1871.

Simultáneamente, en el orden político, había sido elegido síndico procurador en las elecciones municipales de 1868 y como tal llevó a cabo diferentes obras públicas en el pueblo: caminos, puentes, la fuente de la plaza y una escuela. En defensa de los intereses de los vecinos de Villanueva de la Vera se enfrentó al Sr. Godínez de Paz, diputado conservador, al que se le había adjudicado, en el proceso de la ley de desamortización de Pascual Madoz, la parte de la sierra que pertenecía al municipio. A la hora del amojonamiento, en julio de 1870, pretendió apropiarse de más hectáreas de las que le correspondían; por lo que se opuso, en nombre de los vecinos, el "cura Mora". Al ver frustrado su deseo, el Sr. Godínez de Paz levantó contra él una campaña ante las autoridades provinciales y nacionales en la que, por su declarado republicanismo federalista, le acusaba de pretender crear un cantón independiente en la localidad. A mediados de agosto de 1870, se presentó en el pueblo una compañía de guardias civiles para prenderle. El "cura Mora", tras lograr que no hubiese un enfrentamiento armado entre los vecinos y los civiles, logró salir del pueblo; al día siguiente su casa fue saqueada en busca de documentos que probasen la rebelión. Una amnistía de 1871 le permitió recuperar su cargo hasta1878.

En esta fecha se trasladó a la parroquia de El Salvador, ya en la ciudad de Plasencia; allí, años después, se enfrentó con el obispo conservador Pedro de Casas y Souto por cuestiones jurisdiccionales. Escribió libros de diferentes materias, y algunos opúsculos; alguno de ellos sobre su polémica con el obispo. Debido a los enfrentamientos que "el Cura Mora" tuvo a lo largo de su vida, en unos tuvo que acabar retractándose de 'sus errores' de manera pública; en otros, sufrió años de suspensión y confinamiento en su casa, situada en la Plaza Mayor de Plasencia, por fallar el Tribunal eclesiástico de Plasencia en su contra; mas, después, el de Toledo, de carácter superior, le dio la razón en su apelación contra el Obispo y ordenó que fuese restituido en sus funciones. En sus últimos años escribió de materias muy diversas, como un artículo sobre la música que publicó, en 1902, la Revista de Extremadura y unas indagaciones sobre materias relacionadas con la Física.